SHERATON – DDC CUSCO – MC: TORRE DE BABEL

0
206

La Inmobiliaria R&G S.A.C. encargada de la construcción del ciclópeo hotel Sheraton de las calles Saphy y Don Bosco del centro histórico de la ciudad de Cusco, habrían incumplido especificaciones técnicas autorizadas por el Ministerio de Cultura, contravenido el Reglamento Nacional de Edificaciones y el Plan Maestro del Centro Histórico del Cusco; incurriendo en diversas infracciones administrativas.

Estos hechos originaron que la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, inicie 4 procedimientos sancionadores contra esta multinacional, determinándose la imposición de multas: 1.- 131.45 UIT, según Resolución Directoral N° 905-2018-DDC-CUS/MC, por haber demolido un bien inmueble de la Calle Saphy N° 704 (casa colonial), ubicado en Zona Monumental y Ambiente Urbano Monumental del Cusco. 2.- 1000 UIT, mediante Resolución Directoral N° 998-2018-DDC-CUS/MC, por haber desmontado un muro prehispánico (muro inca) durante los trabajos de excavación. 3.- 800 UIT, según Resolución Directoral N° 1827-2018-DDC-CUS/MC, por haber vulnerado el coeficiente edificatorio máximo permitido por el Reglamento del Plan Maestro del Centro Histórico del Cusco y construir excediendo la volumetría permitida (07 pisos); y se ordenó el desmontaje del área que excede el coeficiente de edificación permitido. 4.- 10 UIT, mediante Resolución Directoral N° 068-2019-DDC-CUS/MC, por no haber registrado bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación encontrados durante las excavaciones.

Lo curioso del caso es que los “destacados angelitos” funcionarios del ex Instituto Nacional de Cultura (INC), no accionaron con la celeridad del caso, haciendo dormir en sus escritorios “el sueño de los justos”, demostrando incapacidad y contubernio. El artículo 257º del TUO de la Ley del Procedimiento Administrativo General, establece que EL PLAZO PARA RESOLVER Y NOTIFICAR LA SANCIÓN DE LOS PROCEDIMIENTOS SANCIONADORES es de nueve meses contados desde la fecha de notificación de la imputación de cargos; plazo que puede ser ampliado excepcionalmente por tres meses. El vencimiento del mismo sin que se haya notificado la sanción ocasiona la caducidad del mismo, pudiéndose instaurar un nuevo procedimiento en caso el plazo de prescripción (máximo 4 años) no haya vencido.

Los últimos acontecimientos nos han dado a conocer que los procedimientos sancionadores 905-2018 y 998-2018, caducaron en marzo y julio de 2018 al cumplirse los plazos establecidos. El titular del Ministerio de Cultura Lic. Rogers Valencia, creo personalmente que en estricto cumplimiento de su deber emite las Resoluciones Ministeriales N° 008-2019-MC y N° 009-2019-MC declarando fundada la apelación de la empresa hotelera, declara además la caducidad de los procedimientos sancionadores, dispone el inicio de nuevos procedimientos sancionadores, y desde luego la adopción de medidas disciplinarias frente a los funcionarios responsables de la Dirección de Cultura Cusco. Se tiene conocimiento que mediante Resolución Sub Directoral N° 032-2019-SDDPCDPC-DDC-CUS/MC, y Resolución Sub Directoral N° 033-2019-SDDPCDPC-DDC-CUS/MC, ambas del 23/1/2019, la Dirección de Cultura de Cusco dispone iniciar nuevos procedimientos sancionadores en contra de la referida empresa, espero que no sea “por cumplimiento”.

Nuestro punto de vista es que los verdaderos responsables de este mal accionar son los ex Directores y funcionarios de la DDC Cusco, quienes a pesar de conocer estos hechos desde el 2008-2014, recién inician los procedimientos el último año (2018), estamos frente al hecho, espero no ser “pájaro de mal agüero” donde es más probable que estas sanciones puedan o hayan prescrito, de otro lado algunos cusqueños buscamos “una cabeza de turco” para dejar mal parado a Valencia Espinoza, por haber suscrito actos resolutivos diseñados y perpetrados por los miembros de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco y el Hotel Sheraton (a nuestro criterio no tenía otra opción). El futuro confirmará o desechará nuestro análisis, donde las multas y sanciones caerán en saco roto. Hasta la vista, y punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*