REGALOS DE NAVIDAD

0
546

Escribe: CPC Fredy Chacón Ugarte

El final del adviento, la llegada del niño Manuelito, las pascuas convertidas en fiestas consumistas y/o paganas traen consigo la entrega de regalos a nuestros principales hombres y mujeres públicos, desde nuestra columna y en nuestra quincuagésima cuarta entrega, la intención es culminar el año con una sonrisa, el humor permite reducir los niveles de estrés y alargar nuestras vidas.

El primer regalo es para el presidente Pedro Pablo Kuczynski: Un detector de mentiras, parece padecer alzhéimer pero es más mentiroso que “lobbista”, a Ollanta Humala: un saco de vestir no tan largo como los que usa, a don Alberto Fujimori: una conmutación de pena, pues indulto no se puede dar, a Alan Gabriel Ludwig García Pérez y la Premier Mercedes Araoz: una noche en el hotel Marriot, recordar es volver a vivir, al cholo Alejandro Toledo: una botella de whisky y a Keiko Fujimori: un puesto de trabajo, para que aprenda a sudarla.

Para algunos congresistas, al Ing. Benicio Ríos Ocsa: unas vacaciones en las playas de Piedras Gordas, para Armando Villanueva: una peluca áfrica look, para que haga juego con su bigote, a Nelly Cuadros: un quintal de coca traída del VRAE, a Wilbert Rozas: un curso intensivo de lenguaje de señas, creo que es mudo, a imBecerril de Fuerza Popular: un bozal, para que no ladre, a Cecilia Chacón: una tanguita para que la use con esas falditas tan ceñidas, se le ve muy bien a la tía.

En la región Cusco, al gobernador Edwin Licona: le regalamos la resolución de una academia pre universitaria, para que desarrolle su verdadera vocación, a Rene Concha Lezama: adornos para su sala o dormitorio, a Jorge Acurio Tito: una agenda, para el Consejero de Espinar Umiyauri: dejar sin efecto su reasignación a la ciudad del Cusco, a la consejera de Urubamba Brizeida Carrasco: una pelota de vóley, para el ex gerente Eduardo Zans: un par de guantes de box, para que lo agarre a puños y no a cachetadas al pequeño Italo Ramos, y a la consejera por el Cusco, nada porque nadie la conoce ni se sabe que es lo que hace.

Al alcalde viajero Carlos Moscoso: un pasaje solo de ida a Rusia, para que se vaya ahora y ya no regrese con fondos de la Caja Municipal, al alcalde sebastiano Andmar Sicus: una obra por impuestos, para que se forre más, a Franklin Sotomayor de Santiago: un viaje a Israel sin autorización con la utilidad de las 1000 polladas pro bolsillo, a Willy Cuzmar del Castillo: una caja de bombones, dice que le gusta, al alcalde de San Jerónimo William Paño: una mascarilla anti gas, para que se proteja de los gases tóxicos de las ladrilleras, al Alcalde de Saylla Delfín Kennedy Quispe Ccalla: (parece nombre de actor) un nombre algo más original, y al ex alcalde Julián Incaroca Ninancuro: una piedra, para que se golpee el pecho, por culpa de este delincuente su pobre madre sigue en la cárcel.

En provincias, el primer regalo es para el alcalde, o ex alcalde de Urubamba, Humberto Huamán Auccapuma: una muñeca inflable, para que no se aproveche de sus trabajadoras, al alcalde de La Convención Wilfredo Alagón Mora:  un calzoncillo XXXL, marca José Concha Fashion (lo llama calzonazo), a Guido Alvarez Chávez alcalde de Calca: le regalamos la ciudad perdida del Paititin que está en territorio convenciano, a Vidal Quispe Ttito alcalde de Anta: una matrícula en colegio no escolarizado para que acabe su secundaria, a Hilthon Nahuamel  de Quispicanchis: la resolución del JNE para que se quede sí o sí hasta el final del 2018.

Para los alcaldes distritales de Urubamba, para Elvis Flores de Ollantaytambo: una beca en las cucardas, a Adriel Quispe de Maras: una botella de cañazo, a Carmen Cusihuallpa alcaldesa de Yucay: atención en un spa y cambio de look para que no se vista como la ex congresista Hilaria Supa, a Gualberto Sallo de Chinchero: una franela, la que tiene ya esta vieja, a David Gayoso alcalde de Machupicchu: “plata como cancha”, y para el alcalde de Huayllabamba Julio Llallicuna: un par de zapatos de taco alto, no da la talla de alcalde.

Para nuestra amiga Veronika Mendoza: con cariño una AKM, a Paolito Guerrero: un mate de coca en taza no contaminada, al tigre Gareca: un contrato hasta Qatar 2022 y los gastos de boda con Laura Bozzo, y a todos mis lectores: les regalo un abrazo y Feliz navidad… nos vemos el 2018. Hasta la vista, y punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*