“PERUVIAN PRIDE”- ORGULLOSO DE SER PERUANO

0
68

Llegamos al centésimo nonagésimo séptimo aniversario patrio, el país celebra 197 años de república, la fiesta se ha visto teñida de inmundicia pestilente, dañando los corazones y las mentes de los peruanos, los audios revelados y publicados en medios de comunicación, es concluyente; nuestro sistema judicial al igual que otras instituciones no tienen sólidas bases que permitan la protección del ciudadano común y corriente, los beneficiados son los que ostentan estos cargos donde políticos, congresistas, consejeros hacen de titiriteros para manosear y sacar provecho propio. No es primera vez que se conoce este tipo de hechos, de tiempo en tiempo los gobernantes nos sorprenden con estos actos.

Nuestro querido Perú, diagnosticado de septicemia, donde se apriete, ahí sale pus, el congreso infectado de leprosos, timadores y usureros que pretenden perpetuarse en el poder, el poder ejecutivo, presidente y ministros gobernando para los intereses de sí mismos o de los que los llevaron al poder como el caso de Humala, Toledo y otros, el sistema judicial, acaba de hacer conocer lo que era un secreto a voces, guarida y covacha de corruptos que bailan al son de los verdes, el ministerio de salud, Essalud, Ministerio de transportes, en el ojo de la tormenta, con negociazos y faenones, benefician a algunos dejando de atender a millones de peruanos.

Los gobiernos regionales y municipalidades, con gran mayoría de alcaldes y presidentes regionales encarcelados, los cogieron con las manos en la masa, y los signos y pruebas de corrupción son castigados conforme lo dictan nuestras leyes. No se salvan las universidades sean nacionales o particulares donde se comercializan los títulos bajo el nombre de asesorías de tesis y exámenes de grado, para terminar somos ciudadanos de una nación podrida.

Sin embargo, me pregunto… ¿en siglos y décadas anteriores, nuestro país no tenía los mismos problemas de corrupción?, la respuesta es que ésta siempre ha existido, en Perú, en Sudamérica, y en cualquier parte del mundo, lo bueno es que ahora gracias a la transparencia de los sistemas administrativos, y a la utilización de la informática y la computación, los ciudadanos podemos conocer los malos manejos de nuestras autoridades, la tecnología también trae consigo, que los corruptos no tengan privacidad, y que hasta sus conversaciones personales ya no sean secretas, el historiador peruano Alfonso W. Quiroz en su texto “Historia de la corrupción en el Perú”, narra los actos de corruptela desde la colonia, y por toda la república, el mismo que cuenta con pruebas irrebatibles.

Pero veamos, estos destapes de los audios de los miembros del poder judicial y el Consejo Nacional de la Magistratura, nos ayudan a desterrar y a luchar contra este flagelo, nunca antes los Odria, o los Prado Ugarteche, fueron hallados culpables de atentar contra los patrimonios del estado; es por ello la necesidad de transparentar más y mejor las funciones y actividades del estado, donde los procesos de fiscalización sigan mejorando, y el pueblo sea el principal fiscalizador, pues poco a poco avanzamos a convertirnos en un país de primer mundo, donde desaparezcan los problemas, que a futuro nuestros hijos ya no salgan a las calles reclamando y luchando contra la corrupción.

Siento orgullo del Perú de Guerrero, Farfán y Cueva que nos llevaron a un mundial después de 36 años, a pesar de su penalti fallado, del Perú de doña Amalia, la emolientera de la esquina, de Francisco Bolognesi que a pesar de saber mucho antes que se iba a perder la guerra, decidió quemar hasta el último cartucho, de Vargas Llosa el escritor, mas no el político, cuyas novelas engrandecen nuestra literatura, de Gastón Acurio, el cocinero que asombra al mundo con nuestra gastronomía, del campesino y agricultor peruano que labra la tierra para darnos el pan nuestro de cada día, del señor de los milagros que nos une a todos en oración y fe, del Perú de Eva Ayllon- “enamorada de su país”, de la Chabuca Granda y José Antonio, del Perú de los emprendedores de Gamarra, y siento orgullo del peruano que trabajando y sacándose el ancho crece y hace más grande nuestra tierra, mientras los otros viven a sus costillas. Festejemos con mucho cariño nuestro aniversario patrio, bailando al son del grupo 5, o con un waynito de los chankas, esperemos que la tempestad pase, Viva el Peru. Hasta la vista, y punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*