Fuerza Popular ya no es popular, pero sigue fuerte

0
165

La bancada fujimorista tiene 56 congresista, sigue siendo la más grande y de mayor peso político. Los congresistas que dejan la bancada naranja no son personas movilizadas por cuestiones de conciencia o principios, son mercenarios que buscan el re-acomodo para poder subsistir este periodo político al 2021.

Debemos tener presente que nuestro país, plagado de “desconcertadas gentes”, tiene la memoria de una sandía. Cuando la mafia necesite de votos, no dudará en sacar los millones que tienen guardado en sus cuentas bancarias en paraísos fiscales para comprar conciencias.

No entiendo algunas opiniones que declaran prácticamente la derrota del fujimorismo. No se olviden del apra que con tan solo 5 congresistas desarrollan una acción monolítica. Son unas ratas de parlamento y cuando apelan a su unidad genera factor de efectividad en sus estrategias; distinto es el accionar de la patética representación de la izquierda, solo sirve para mirar, aplaudir y levantar cartelitos. Las demás bancadas son igual de decorativas, salvo su vocación por la curul, lo demás es ilusión.

Fuerza Popular está sin cabeza, dejando al apra la posibilidad de poder conducir esa robusta mototaxi, lo cual resultaría más peligroso. Es por ello, que se debe seguir golpeando al fujimorismo en el congreso hasta volverla débil numéricamente, casi anémica; algo así como tener 20 congresistas. Eso si volvería complejo el poder acumular votos y, por lo tanto, te vuelve inexistente e inofensivo. Solo basta mirar a las otras bancadas, como empezaron y como se van reciclando, buscando solo sus intereses personales.

Sabemos que las filas fujimoristas sin la línea y dirección de Montesinos se queda seca de fórmulas y estrategias. Sin embargo, a partir de las declaraciones de la congresista Milagros Salazar, dónde señala que las “tuits” de Keiko desde la prisión, no tienen influencia en su bancada y solo es una simple opinión que es “apreciada”, se termina por colocar el letrero de “se busca cabeza y dirección”.

Quizá sea la oportunidad que Salaverry estaba esperando para poder socavar más esa bancada y disputarle a sus ex compañeros apristas el manejo de esa manada. ¡Total, los búfalos son quienes conocen más ese rancho!

 La mafia en el congreso no está derrotada, matemáticamente están vivitos y negociando. No hay nada para celebrar aún.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*