FUERZA IMPOPULAR

0
207

Los acontecimientos sucedidos durante los últimos meses 2018 e inicios 2019, revelan la realidad y calidad de los personajes que gobiernan nuestro país, el escándalo de los negociados al interior del Consejo Nacional de la Magistratura que tuvieron como desenlace su disolución, otro hecho que causó gran indignación fue la inaceptable huida de Cesar Hinostroza, quien a vista y paciencia de los funcionarios fujimoristas salió del país, como “Juan de su casa” tras haberse conocido el hábitat y conductas de los “cuellos blancos”, la guerra fratricida entre Keiko Cain y Kenyi Abel o viceversa, una gran lección de que los Fujimori no tienen valores, los constantes encontronazos entre miembros del ejecutivo y el congreso, en la totalidad de casos teniendo por animadores a los miembros de Fuerza Popular, los dimes y diretes de la ex bancada más poderosa del legislativo que ocasionaron que su presidente 2018-19 el trujillano Daniel Salaverry, renuncie a sus filas con el añadido de algunos otros miembros que dejaron este movimiento, en la actualidad solo con 55 de los 73 congresistas que iniciaron la gestión en julio 2016, se prevé más bajas sin embargo el tiempo y el reparto de la mermelada pueden hacer cambiar muchas cosas.

Tampoco podemos olvidarnos de la prisión preventiva de la “honrada Keiko” quien cumple esta medida por lavado de activos al haberse casi comprobado la recepción de recursos por parte de la brasilera Odebrecht, y también de la fuga y asilo fracasado de Alan García, que tuvo como único respaldo a “los imbéciles”: Mulder, Del Castillo, y Velasquez Quesquén quienes se peleaban por ser “los mejores lamebotas del congreso”, la que concluyó con las “exequias civiles” del dos veces presidente aprista del Perú. El referéndum que tuvo como conclusión principal: “Que el pueblo está en contra del congreso”, Chavarry, sus metidas de pata, su falta de tacto y tino político lo echaron del Ministerio Publico, los Yoshiyama previo acto de un “haraquiri familiar” sacaron de su cargo al incorruptible Concepción Carhuancho, supuestamente por “haberse ido de lengua”, y el flaco Martin Vizcarra sigue creciendo en su apoyo popular a pesar de todo tipo de zancadillas que le colocan sus enemigos políticos principalmente los de Fuerza Popular, quienes a cualquier costo quieren ponerlo en el saco Odebrecht, ni siquiera el ultimo tsunami tecnológico de Sedapal Lima, que inundo más de 2500 viviendas del distrito de San Juan de Lurigancho poniendo en crisis a la empresa líder en desarrollo hídrico del país, sin embargo fortaleció la figura del moqueguano ingeniero civil.

Las marchas populares que retornaron y ratificaron en sus puestos a los fiscales Domingo Pérez y Rafael Vela, y pretenden que Carhuancho siga juzgando el caso “cocteles de Keiko”, está ahora en la cresta de la ola, sin embargo analizando estas ocurrencias podemos indicar que todo ello es efecto de los excesos con que Fuerza Popular pretende gobernar el país, sin el mínimo respeto de la independencia de poderes consagrada en la Constitución, de la forma irrazonable en que se pretende conducir los destinos de los 31´237,385 peruanos según resultados del censo 2017, sin el menor criterio de responsabilidad ciudadana que no comparte en su gran mayoría con las decisiones que se toman al interior de este grupo partidario. De la forma grosera y soez con la que se discuten algunos temas siempre pretendiendo relucir ser la primera fuerza nacional, la que gobierna sin el respeto de los derechos de las demás personas, y cumpliendo a pie juntillas los designios de la presidenta de dicha agrupación, a quien según lo manifestado por Yesenia Ponce, “No le interesa que se perjudiquen cien mil personas (peruanos)”, sino únicamente su futuro político. Por estas consideraciones creemos que la elección de la bancada naranja es ajena a la realidad; el 32.6% de aceptación popular es incongruente con los 73 escaños (56%) donde un manojo de mentirosos, delincuentes, y aprovechados dirigen los destinos del país, falta tanto para soportarlos, recién estamos a la mitad de su gestión y es momento para recordar las palabras premonitorias del congresista Lescano quien en setiembre del 2018 indicaba: … ¿Y quién domina y quién dirige este Congreso? Fuerza Popular, que le queda muy poco de fuerza y casi nada de popular”. Hasta la vista, y punto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*