EL INÚTIL CONGRESISTA EDGAR OCHOA

0
217

En realidad he estado pensando que el congresista por Cusco Edgar Ochoa está muy bien, aunque no haya hecho prácticamente nada como congresista. Al final de cuentas, ¿hace cuánto tiempo que los políticos cusqueños no hacen nada destacado? Así que todo bien. Creo que en el fondo nadie esperaba mucho de él, y eso hace que todo sea enteramente normal. Nadie esperaba que fiscalizara al gobernador Licona, ni la Vía de Evitamiento, ni el Hospital Lorena, ni a Coco Acurio y las coimas de Odebrecht, ni los problemas con CONSETUR y los monopolios en las empresas cusqueñas, ni tampoco todos los desbalances y enjuagues con el boleto turístico. Y como nadie lo esperaba lógicamente no hizo nada al respecto.

Y como nadie lo esperaba, no hay ningún defecto en su actuación política. Que se dedique a mejorar las condiciones económicas de los maestros es algo ya bastante bueno, y que en cuanto pedagogía no sepa nada de nada es enteramente normal. Era imposible que se repita una intención como la de Verónika (que es la última política buena, realmente buena que ha tenido el Cusco en el Congreso, extraordinaria en realidad), que se planteó más como política nacional, que respondía a intereses nacionales, y entonces apuntó a cosas claramente importantes como la intangibilidad de las cabeceras de cuenca, el proyecto con Javier Diez Canseco en torno a la masificación del gas y la pelea férrea porque se dispusiera de ramales que llegaran a Cusco (ahora en un último artículo de Humberto Campodónico se señala que ya el otro pozo se está negociando a nivel del gobierno central y las empresas y ya están descartados esos ramales del ducto de gas hacia Cusco. Ya el proyecto en la actualidad sólo contempla ductos por la costa peruana, y los ramales de gas para el consumo industrial y doméstico en la ciudad de Cusco ha quedado descartado). Pero como congresista a Ochoa le tocaba salir desde el primer día y en cada intervención en las radios y la televisión con el tema del gas por delante, pero no lo hizo. También la dedicación de Verónika a la consulta previa de los pueblos indígenas y su consolidación legislativa fue admirable.

Luego, nada para confrontar la criminalización de los movimientos sociales -a no ser los relativos al gremio educativo- (¿en qué punto está ahora el proceso de Oscar Mollohuanca?), ninguna iniciativa preocupada por el medio ambiente y confrontar los intereses de las empresas mineras (tal vez sí hizo lo obvio, defender el Santuario de Qoyllur R´iti,) y también nulo en defender el patrimonio amplísimo de Chinchero en el caso del Aeropuerto, que para colmo, crea unos problemas superlativos de abastecimiento de agua potable a la ciudad del Cusco. Más bien se apegó a unas elementales y ridículas teorías de la conspiración respecto al Aeropuerto propio de gente que no puede pensar con su propia cabeza.

Es decir, está muy bien que Ochoa no haya hecho nada de nada, porque nadie esperaba que hiciera algo. Pero bueno, todavía tiene un par de años para reivindicarse un poco al menos.

Y bueno, Marisa Glave, como todos sabemos, es una excelente congresista. El 1 de diciembre se presentarán ambos (Marisa y Ochoa en la sala Tipón del Municipio del Cusco. Nobleza obliga, y creo que es una buena publicidad para esta presentación, que tratará del Referéndum y la idea de la necesidad de una Constituyente).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*