AREPAS Y PAPA CALIENTE

0
278

Los gobiernos caóticos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro (Venezuela 1999-2017) han conllevado a la nación llanera a una gran crisis económica, con una híper inflación que a finales del año 2017 llegó al 2616%, además: la caída del precio del petróleo alcanzó los 28,36 dólares, la perdida adquisitiva de su moneda (un bolívar vale 0,0011 dólares), la lucha por el poder y la desconfianza del pueblo, la suspensión de pagos pues la nación apenas genera el suficiente dinero en exportaciones para cubrir sus pagos de deuda, y la falta de alimentos, así como las “colas” para obtener comida, son un gran problema para la inestabilidad social, añadido a todo ello los más de 300 mil muertos de la “revolución democrática” (de Chávez y Maduro), hace que cual bandada de golondrinos, los venezolanos huyan del país en busca de nuevos horizontes. Hay 500 mil venezolanos en Colombia, 70 mil en Ecuador, 100 mil en Chile, también en Perú, Brasil, y Argentina.

PPK en su mensaje por fiestas patrias 2017, en un gesto de integración y solidaridad ofreció dar las facilidades del caso para el “éxodo llanero”, desde entonces millares de hermanos venezolanos llegan a Perú, hay más de 100 mil: con permiso temporal de permanencia (PTP) alcanzan 25 mil, 75 mil como turistas y otros 5 mil como residentes, versión del director nacional de migraciones. El incremento de inmigrantes venezolanos en Perú ha generado sentimientos encontrados: solidaridad, y también cierto rechazo, el congresista Justiniano Apaza (FA), consideró que el gobierno debe restringir el ingreso de venezolanos, (a su juicio) “están quitando el trabajo a los jóvenes (peruanos)”, y es cierto, más allá de tropezar con la proliferación del comercio ambulante, la mano de obra venezolana es menos cara, sobre todo en sectores donde hay mucha rotación como: consumo, servicio y comercio, “Pequeñas y medianas empresas están tomando ventaja de esta oferta, hay mayor mano de obra venezolana barata y necesitada, el cual puede tener efecto en la informalidad, ya que la mano de obra no calificada podría conducir a la reducción de la oferta salarial en el mercado, así como la competitividad del trabajador”, sin embargo hay que tratar este tema como un acto de solidaridad latinoamericana, con el país de las siete miss Universo.

El exdiputado venezolano Óscar Pérez, informó a la prensa que la versión de Apaza, es “desafortunada” y “xenófoba”, resaltando que la población peruana no haya hecho eco de dichas palabras. “Los venezolanos solo tenemos palabras de gratitud para el pueblo peruano que solidariamente nos recibe cada día con los brazos abiertos y nos hace sentir como en casa”, y en efecto los 100 mil venezolanos  representan el 0.33% de la PEA, y no le hacen daño a nuestra economía, entendamos que se trata de una oportunidad temporal y solidaria, del mal momento que vienen atravesando, es importante mirar la situación de violación de sus derechos humanos, quienes necesitan protección internacional así como el acceso a derechos económicos, culturales y sociales (acceso a salud, trabajo entre otros) por la irresponsabilidad y tozudez de su mandatario.

De otro lado, la solidaridad del gobierno en favor de los venezolanos, no es la misma con los productores de papa o patata (Solanum tuberosum) especie herbácea, originaria del altiplano peruano desde hace 8000 años, hoy los agricultores peruanos de la mayoría de regiones desde fines del año 2017, han iniciado una paralización en contra del gobierno, es inconcebible la entrada de papa importada a S/ 0.70 el kilogramo, la traen pre cocida en grandes cantidades de Holanda y China, las grandes pollerías dejan de comprar la producción nacional y adquieren la de otros países, únicamente el 14% del total de producción llega a ser consumida”, luego de mesas de dialogo con los productores, el ministro de Agricultura y Riego José Arista Arbildo firmó un acta de 17 acuerdos con la Comisión Nacional de Productores de Papa. El estado comprará 7 toneladas de papa blanca por productor a un precio de S/ 1 por kilogramo, a cambio los productores suspenderán la medida de fuerza y despejarán la carretera central. Respecto de la importación de papa pre frita y pre cocida, MINAGRI revisará la política arancelaria a fin de cautelar los intereses de los productores nacionales, promoviendo programas que coadyuven a la industrialización y generación de valor agregado, ojala no sea un “engaña muchachos” para arreglar su huelga, “en boca de mentiroso… hasta la vista, y punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*