A FUERA BAMBAS

0
292

Las Bambas, minas de cobre ubicada en Apurímac, provincias de Cotabambas y Grau, contienen más de 1,08 millones de TM de concentrado de cobre, ​valorizado en US$ 10,000 millones. Glencore Xstrata grupo minero suizo y primer propietario de este yacimiento anunció la venta del proyecto minero en US$ 5,850 millones al consorcio chino Minerals and Metals Group (MMG) aún en el año 2014, con toda una trama de elusión de impuestos e incumplimiento de contratos con el estado peruano.

De primera intención el proyecto consideraba el traslado de los minerales mediante un “minero ducto” construido por ellos mismos para tal efecto; los chinos cambian las reglas de juego, el material debía de ser trasladado mediante la utilización de las trochas carrozables construidas por los vecinos de esta zona y mejoradas por MMG, inclusive para este propósito se utilizarán vías del departamento del Cusco (Chumbivilcas y Espinar) hasta la mina Tintaya, lo que podría causar mayores problemas. Al gobierno central, no se le ocurrió mejor idea que declarar “VIA NACIONAL”, a este bloque de rutas construidas por los propios usuarios, sin realizar consultas previas a los campesinos y propietarios usuarios de esta infraestructura.

Los pobladores de Fuerabamba, inician una revuelta popular, exigen el pago de US$ 100 millones por la utilización de la trocha carrozable y el paso por el fundo de Yavi-Yavi, el presidente de la comunidad Gregorio Rojas, y los asesores legales de la comunidad Jorge y Frank Chávez Sotelo supuestamente cabecillas de una organización ilícita, cuya finalidad era la de EXTORSIONAR a la minera china, bajo el supuesto de interpretar leyes y pretender cobrar millones de dólares por la servidumbre de las vías carrozables; el Ministerio Publico con el afán de respeto al estado de derecho (espero): denuncia y detiene a los supuestos autores de este movimiento popular, acusándolos de delitos, los mismos que están diseñados y estructurados pensando una lucha contra las bandas de criminales, y no comunidades campesinas y sus asesores que erróneamente o no interpretan las miles de normas y leyes que existen en nuestra incipiente legislación, el hecho que llama la atención es que se pretenda criminalizar actos  de los campesinos propietarios de los recursos naturales del país, beneficiando (de algún modo) a los grandes grupos de poder económico que existen en nuestro país.

No estamos de acuerdo en el aprovechamiento que puedan pretender emplear algunos peruanos tales como una supuesta extorsión, tampoco estamos de acuerdo en que los poderes del estado se parcialicen con los grupos de mayor poder económico, exigimos un trato similar para todos, es inaudito que el premier Del Solar califique de extorsionadores y “chavelos” a los asesores de Fuerabamba, sin contar con la investigación que determine fehacientemente esa conducta, es razonable, sembrar pruebas de amedrentamiento contra los pobres, es democrático desconocer las protestas de los pueblos del interior del país al margen de que tengan la razón o no.

Este problema seguía creciendo, hasta que se determinó la libertad del presidente comunal, pues las comunidades del sur del país pretendían realizar un paro de apoyo a esta institución tan importante en el desarrollo de la nación, pienso que similar acción debían de realizar los colegios profesionales, quienes debíamos de hacer conocer nuestra voz en respaldo de los abogados Chávez Sotelo, puesto que ellos, no están utilizando la violencia, están utilizando el derecho, y lo que deberían hacer las instituciones es la de responder adecuadamente, no privándoles de su libertad, ni pretendiendo conculcar sus legítimos derechos, tampoco colocando a priori adjetivos delictuales.

En los próximos días, estoy seguro que se resolverá este caso tan difícil, existe buena disposición para el dialogo, único acceso para resolver los problemas en democracia, dejemos atrás las suposiciones y actos dictatoriales, que se investiguen a fondo los hechos, y si existen culpables que estos sean sancionados, mientras ello no ocurra, todos somos inocentes… hasta que se pruebe lo contrario. Hasta la vista, y punto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*